Asientos de inodoro especiales para discapacitados

Asientos de inodoro adaptados para personas con discapacidad.
Asientos de inodoro adaptados para personas con discapacidad. Ver producto en Amazon.

Los asientos de inodoro para discapacitados están diseñados para soportar el peso de una persona, brindando comodidad y otras características para la facilitar su uso a las personas con dificultades motoras. Existen recomendaciones para hacer que un baño sea apto para personas de tercera edad o discapacitadas, como la implementación de barras de apoyo junto a los artefactos sanitarios, que el suelo sea de un material antideslizante e instalar un asiento en la ducha para facilitar el baño de estas personas.

Los inodoros comunes no suelen cumplir con todas estas características, lo cual hace complicado adaptar nuestro baño adecuadamente. Pero esto se puede solucionar fácilmente con la instalación de  un asiento de inodoro para discapacitados, los cuales nos ofrecen las características anteriores para facilitar el uso, especialmente a la hora de sentarse y levantarse.
Asientos de inodoro especiales para discapacitados 1Asientos de inodoro especiales para discapacitados 2

Características de las tapas de inodoro para discapacitados:

  • Tienen diseños ergonómicos con el fin de simplificar el uso a personas con movilidad reducida
  • La tapa de este tipo de inodoro puede ser de levantado automático
  • Hay modelos con calefacción que brindan mayor confort a la persona que necesita utilizar este tipo de asientos
  • Las duchas higiénicas pueden venir incorporadas en el asiento de este tipo de inodoros, al estilo de las tapas WC japonesas
  • Ofrecen aberturas frontales para facilitar el uso del WC
  • Generalmente el asiento es extraíble y antideslizante
  • Debe tener una altura elevada para facilitar el traslado desde las sillas de ruedas al inodoro
  • Los elevadores para asiento de inodoro están diseñados para que las personas que presentan algún problema de movilidad no tengan que realizar tanto esfuerzo al momento de sentarse y levantarse en el inodoro
  • Podemos encontrar diseños estándares que ofrecen alturas comprendidas entre 5 y 15 cm
  • Podemos encontrar modelos removibles, que se adaptan a los inodoros sin la necesidad de obras ni instalaciones, haciéndolos fáciles de quitar y poner
  • Hay modelos poseen brazos, brindando comodidad al momento de levantarse, de este tipo existen modelos con reposabrazos abatibles y fijos
  • Están fabricados en materiales que no acumulan bacterias, por lo que son fáciles de limpiar

Condiciones de los asientos de inodoro para personas con discapacidad

A la hora de adquirir estos asientos de inodoro para discapacitados -mal llamados minusválidos- debemos tener en cuenta diferentes condiciones que deben cumplir para su correcto funcionamiento.

Altura

Se pueden encontrar algunos con tamaños fijos, debemos tener en cuenta la altura de la persona que lo va a usar, pero a veces el tamaño que escojamos puede no ser el correcto debido a la capacidad que tenga el usuario para agacharse, por lo que se recomienda el uso de asientos regulables. La altura fija, según normativas internacionales debe ser de 45 a 50 cm. Otra solución increíble para la altura del WC, son los elevadores para asiento de inodoro que logran alcanzar la altura requerida para las personas con dificultades a la hora de moverse.

Asientos de inodoro especiales para discapacitados 3Asientos de inodoro especiales para discapacitados 4Asientos de inodoro especiales para discapacitados 2

Material

El más común en la mayoría de diseños es el plástico, pero debemos tener en cuenta que algunos son más rígidos, debemos seleccionar el que mejor se adapte a nuestras necesidades teniendo en cuenta la duración que nos pueda brindar. La resistencia del asiento de inodoro para discapacitados es fundamental, ya que calidad y durabilidad son sinónimo de seguridad.
Se debe buscar materiales antirresbalantes para evitar caídas, así como se debe asegurar la instalación de los asientos, que deben ser firmes y resistentes.

Reposabrazos o barras de apoyo

Las personas con discapacidad necesitan de atención que les permita maximizar su movilidad en el baño. El reposabrazos o las barras de apoyo permiten mayor soporte a la persona en el momento más íntimo de la vida, ayuda enormemente a las personas con discapacidad garantizando mayor estabilidad.

¿Cómo se instalan los asientos de inodoros para discapacitados?

Depende del modelo que selecciones, tal como mencionamos hay tipos que son fácilmente removibles, que solo debes ajustar a la hora de usarlo y listo. Se trata de apretar el WC, solo necesitarás unos minutos para instalarlo a la base del objeto fijo.

Si eres de los que prefiere los asientos de inodoros para discapacitados fijos, las opciones son variadas y se instalan de igual forma que cualquier tapa de inodoro. Ajustas en la parte posterior WC, debes asegurarte de que no se mueva. En ambos casos, es importante asegurar la estabilidad de la pieza, cuestión de brindar mayor seguridad a la persona que lo usa, así como evitar accidentes a la hora de usar el inodoro.

Para el caso de elevadores para asiento de inodoro, solo debes retirar la tapa común y colocas el elevador ajustando en los laterales y el frente, allí estará este fabuloso instrumento para las personas con dificultades físicas y motoras. Recuerda revisar periódicamente el ajuste del asiento, es posible que debas ajustar, ya que se tiende a mover por el uso recurrente.

¿Por qué facilitan la vida estos asientos de WC adaptados?

La implementación y uso de estos asientos facilitan en gran medida el uso del inodoro y la realización de las necesidades a personas con movilidad reducida, garantizándoles estabilidad con el fin de reducir el riesgo de caída.

La sencillez que ofrecen al momento de ser colocadas y retiradas, hacen que cualquier miembro de la familia pueda hacerlo, permitiéndonos usar el baño con normalidad y rápidamente adaptarlo nuevamente para ese familiar con dificultades motoras.

Podemos encontrar diseños tan compactos que los hacen fácilmente transportables, por lo que podemos implementarlos en otros baños si el paciente lo requiere. Estos asientos son sencillamente adaptables a la mayoría de los modelos de inodoro que podemos encontrar en el mercado.

Todas estas características hacen de este tipo de asientos una de las principales cosas a tener en cuenta al momento de querer adaptar nuestros baños a personas con discapacidad, sin tener que invertir grandes cantidades de dinero ni tener que hacer reformas. Gracias a su reducido costo, hace que tengamos que realizar solo una pequeña inversión para obtener grandes resultados, garantizando la seguridad.